Artículo “Espacios urbanos en el cine de la Transición”

Elegí este tema en el Segundo Congreso Internacional de Ciudades Creativas porque me pareció el más interesante de todos, independientemente de que esté más o menos relacionado con la temática del Congreso. Fue atípica, y a su vez pasó desapercibida, no llegabamos a veinte oyentes en la Sala Naranja de 9:00 a 10: 30 en la ponencia llamada: “Cine, literatura y ciudad”.

Nos ubicamos en los años setenta, donde primaba el cine comercial, y a su vez el cine intelectual, por otro lado, se intentaba plasmar el ambiente de la democracia, pero no se pudo transformar en una oferta especialmente creativa y renovadora. Asi que bebemos de dos vertienes, la comercialidad y a su vez otra vertiente comprometida con la sociedad.

En cuanto a la temática, encontramos el “landismo” o “comedia sexy” y a su vez temas sobre el liberalismo social debido al auge del extranjerío. Otra línea era la de prsentarnos personajes con inquietudes sociales de “un quiero y no puedo”, del avance, ya que las tradiciones pesaban más de lo debido.

 En el cine español de la Transición el espacio en el que se desarrolla la acción se convierte en un espacio fundamental en la historia. Hablamos, sobretodo de la periferia de las ciudades, que aunque, antes de la Transición no era un entorno amable, en el periodo de esta sigue siendo un entorno hostil, no amable, en el que se hace una crítica a la sociedad, una crítica de la realidad social.

En cambio, en el cine contemporáneo el espacio cambia ligeramente y se centra en la barriada, que a su vez sigue estando en la periferia y se continúa con la mirada crítica a la sociedad desde un punto de vista nostálgico.

Como por ejemplo Vida y color de Santiago Tabernero año en el año 2005, una película reciente que mantiene algunos espacios en común con el cinde de la Transición. 

 

Imagen propia

En el espacio periférico, los espacios más típicos son: el descampado, la cárcel, el cementerio, la barriada, el coche y las vías de comunicación.

Estos espacios definían al personajes y funcionaban como metáforas visuales de su vida.

 Esta importancia se ve en el tiempo que le dedican en la pelicula y, además, por los planos iniciales en los que son protagonista

Estos espacios tienen dos caracteristias: son espacios de tránsito, y por otro lado, son periféricos.

 El descampado:

Es un espacio hostil, sin apenas presencia de edificios, que refleja la vida de los personajes (personas sin amigos en sus vidas y en su entorno, ausentes).

El descampado es una especie de tránsito entre lo rural y lo urbano, de hecho, en algunas escenas cuentan con animales en películas como El Pisito en la secuencia en que se bajan del tranvía y aparece un pastor con ovejas, o del film Surcos, en la que los protagonistas se meten en el metro con una gallina.

Un ejemplo de presencia de descampado en el film es la película de Colegas del año 1982 o en Navajeros en este caso, de Eloy de la Iglesia.

Imagen propia

 El cementerio:

Por extraño que nos parezca, lugar de reunión de los personajes. Estos cementerios se encuentran también en la periferia ya que a partir del siglo XIX se movieron a allí. Su apariencia nos recuerda a la de las barriadas.

Un ejemplo de cementerio como espacio fundamental del film lo encontramos en la película Navajeros.

Imagen propia

 Las cloacas:

Aquí el símil que se ofrece de la vida de los personajes en el film con el espacio, se declara de forma vertical, en forma de cloaca. Si las cloacas se situan por debajo del suelo, los personajes que aparezcan en las cloacas van a estar en el escalafón más bajo de la sociedad.

 Bloque de pisos en barriada:

Es recurrente el tipo de planos en el que el personaje ve el bloque masificado de edificos sin dejar aire en la imagen. Esta imagen nos denota la asfixia que sufren los personajes.

 Las vías de comunicación:

Aquí se establece una paradoja, ya que las viviendas de los personajes o sus puntos de encuentro están rodeados de vías de comunicación, sin embargo, no pueden escapar de la realidad.

  Hemos visto como dependiendo de la posición ideológica del film hay distintas miradas de la periferia, que hay una serie de espacios recurrentes en el cine y que definen a los personajes en dos sentidos: el de su marginalidad y el de su transitoriedad.

Además, estas películas y la vida de los personajes forman una paradoja compensatoria: los personajes viven al limite, y asu vez, tienen ese anelo de trascendencia, y por otro lado que son personajes de la periferia, que a su vez buscan la notoriedad; es decir, tratan de compensar anonimato periferia, como es el caso de la película El vaquilla.

 A partir de aquí la ponencia sobre “El cine en la Transición” dio a su fin.

Esta entrada fue publicada en Trabajos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s